Detención de niños, niñas y adolescentes: Una nueva alianza internacional

IAWG_letterhead

GINEBRA (2 Septiembre 2014) –

In English

Se crea el Grupo de Trabajo Interinstitucional para la Erradicación de la Detención de Niños, Niñas y Adolescentes

Mientras el impacto que causa la detención a niños, niñas y adolescentes refugiados, solicitantes de asilo y migrantes continuó recibiendo atención mediática en meses recientes, se creó un nuevo Grupo de Trabajo Interinstitucional (IAWG, por sus siglas en inglés) para la Erradicación de la Detención de Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes. La formación del Grupo de Trabajo se realizó en seguimiento a un evento paralelo del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que se llevó a cabo en Ginebra en junio 2014.

Este grupo interinstitucional está conformado por dieciséis destacados grupos de Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales  y representantes de la sociedad civil quienes, de forma colectiva, representan a actores de todos los países del mundo. En conjunto, se han comprometido a un plazo de compromiso de tres años durante el cual buscarán asistir a los Estados con el fin de erradicar de manera “total y expedita” la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes, tal y como se establece en la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. Este logro da cuenta de que, en los últimos cinco años, la discusión sobre la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes se ha vuelto más visible en la agenda global. Tanto los socios de la ONU como los de la sociedad civil han llevado a cabo esfuerzos de investigación y cabildeo para demostrar que la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes nunca esta en el interés superior del niño. Las investigaciones demuestran de manera cada vez más contundente que incluso un periodo muy limitado de detención en condiciones relativamente humanas tiene severos efectos negativos a largo plazo en la salud física y mental, así como en el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.

 

Historia

En la sesión de marzo 2012 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, los defensores de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y de las personas migrantes, con el apoyo de la Coalición Internacional contra la Detención (IDC, por sus siglas en inglés) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), lanzaron la Campaña Global ¡Alto a la Detención de Niñ@s Migrantes! Esta campaña ya fue suscrita por más de 100 organizaciones en más de 40 países, y no para de crecer. Ese mismo año, en septiembre de 2012, como parte del Día General de Discusión que se lleva a cabo cada año en el Comité de los Derechos del Niño de la ONU, la sociedad civil y los expertos de la ONU se sentaron a discutir un tema urgente: la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes y sus familias. Esto generó una recomendación por parte del CDN que expresaba que los Estados deben cesar “de forma total y expedita” la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes. Asimismo, el Comité declaró por primera vez en la historia que la detención niños, niñas y adolescentes por motivo de su estatus migratorio o el de sus padres constituye una violación a los derechos del niño:

 

“Los niños no deberán ser criminalizados ni sujetos a medidas punitivas por motivo de su estatus migratorio o el de sus padres. La detención de un niño por su estatus migratorio o el de sus padres constituye una violación a los derechos del niño y contraviene en toda ocasión el principio del interés superior del niño. Por ello, los Estados deberán, de forma total y expedita, cesar la detención de los niños por motivos de su estatus migratorio.”

 

Se hizo un llamado a los Estados a que adoptaran una serie de alternativas a la detención (ATD, por sus siglas en inglés) que deben cumplir con el interés superior del niño y permitirle a los niños, niñas y adolescentes permanecer con sus familiares y/o tutores en un contexto comunitario y no privativo de la libertad durante el tiempo que se tarde en resolver su situación migratoria.

 

En marzo 2014, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, un grupo amplio de actores que incluyó organizaciones defensoras de los derechos de los niños y de las personas migrantes, así como viejos partidarios de la Campaña Global ¡Alto a la Detención de Niñ@s Migrantes! llevó a cabo un evento paralelo en el que se exploró “Una estrategia global para poner un alto a la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes.” Inmediatamente después de este evento paralelo, los grupos se reunieron para formar un Grupo de Trabajo Interinstitucional para la Erradicación de la Detención de Menores Migrantes (IAWG). El mandato se desarrolló a lo largo de los siguientes meses y la primera reunión oficial del dicho IAWG se llevó a cabo en junio 2014 al margen del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

 

Posición Central

Los miembros del IAWG creen que los niños, niñas y adolescentes refugiados, solicitantes de asilo y migrantes deberán:

    1. Ser tratados como niñ@s
  Los niños, niñas y adolescentes son, ante todo, niños, y el trato que se les brinde deberá cumplir con lo establecido en el derecho internacional pertinente a los derechos de la niñez.
    2. Ser libres
  La libertad es un derecho humano fundamental. Los niños, niñas y adolescentes nunca deberán ser detenidos simplemente por su estatus migratorio o el de sus padres o tutores.
    3. Ser cuidados  
Ante cualquier acción que lleve a cabo un Estado y que involucre a un niño, niña o adolescente, la consideración principal deberá ser el interés superior del niño. La detención de un niño, niña o adolescente por motivos migratorios contraviene siempre el principio del interés superior del niño. A los niños no acompañados y a aquellos que hayan sido separados de sus padres deberán asignárseles tutores.
    4. Ser parte de la comunidad
  Los niños y familias deberán ser puestos en un contexto comunitario, libres de cualquier detención durante el tiempo que tarde resolver su situación migratoria. Cuando resulte necesario, los Estados deberán implementar leyes y políticas que garanticen la existencia de dichos modelos de colocación comunitaria.
    5. Estar con sus padres
  De acuerdo con los principios de la unidad familiar, los padres y los cuidadores primarios no deberán ser detenidos, sino que se les deberá permitir vivir en un ambiente comunitario con sus hijos, esto durante el tiempo que tarde su estatus migratorio en dirimirse.

 

La posición central de la IAWG encuentra disponible también aquí.

 

Información adicional

Para más información del Grupo de Trabajo Interinstitucional para la Erradicación de la Detención de Menores Migrantes, contacte a Ben Lewis