Escrito por Gisele Bonnici IDC Coordinadora Regional para las Américas

En junio en audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), una cohorte de oradores de la sociedad civil, incluidos líderes de Project South, Detention Watch Network y la Transnational Legal Clinic destacó el abuso que ocurre en centros de detención en Georgia y en todo Estados Unidos y habló sobre las siguientes violaciones de la declaración estadounidense y otras declaraciones de derechos inherentes al sistema estadounidense de detención migratoria:

  • Derecho a la dignidad y seguridad de la persona
  • Derecho a la salud
  • Derecho a no ser objeto de trabajo forzoso
  • Derecho a la protección de la vida familiar
  • Derecho al debido proceso
  • Derecho a solicitar asilo
  • Derecho a la libertad de expresión
  • Derecho a la no discriminación
  • Derecho a no sufrir represalias

Se hizo referencia a una cita de un informe reciente del Center for Victims of Torture antes de las solicitudes de la cohorte de la CIDH: “El sistema de detención migratoria es intrínsecamente violatorio de las obligaciones de los Estados Unidos bajo la Convención contra la Tortura (CAT) y otros tratados y regulaciones internacionales de derechos humanos. No es suficiente hablar de normas, ya que las normas han hecho poco para proteger a las personas detenidas por ICE y encerradas en centros de detención en todo Estados Unidos.» Luego, la cohorte pidió a la CIDH que instara a Estados Unidos a poner fin a la detención migratoria.

La CIDH también escuchó directamente a la sobreviviente de la detención migratoria Wendy Dowe, sobre el abuso y la esterilización forzada que sufrió en el centro de detención del condado de Irwin en Georgia en 2018: “Desde el día en que entré al condado de Irwin, fue como si estuviera en el infierno. La próxima persona, la próxima mujer, la próxima madre, el próximo hijo, no tiene que pasar por este sufrimiento por el que yo y mi familia hemos pasado. Estoy pidiendo que se detenga, que nadie más pase por este tipo de abuso.»

Wendy Dowe testifica ante la CIDH

Detention Watch Network, miembro de IDC, también compartió cifras preocupantes, incluida la expansión del sistema de detención migratoria en los Estados Unidos durante los últimos 20 años, que ahora incluye más de 200 centros de detención y cárceles en todo el país que detienen hasta 500,000 personas cada año: “Estas experiencias que han escuchado deberían impactar a la conciencia. Desafortunadamente, estas experiencias no son exclusivas del estado de Georgia. Son emblemáticas de todo el sistema de detención migratoria de EE. UU., que es parte del sistema de encarcelamiento masivo de EE. UU. que tiene un impacto desproporcionado en las personas de color, y en particular en los negros

IDC se solidariza con sus miembros y socios estadounidenses en su trabajo para poner fin al sistema de detención migratoria en los Estados Unidos. Ver toda la audiencia aquí.