Informe Anual de la CIDH recomienda eliminar la detención migratoria e implementar alternativas

mayo de 2015 – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció la publicación de su Informe Anual 2014, donde recomienda que todos los Estados de la región eliminen la detención migratoria como política general y desarrollen alternativas a la detención. La CIDH describe la detención como una “medida desproporcionada” que solamente se debe aplicar “tras evaluar individualmente cada caso y determinar que existe realmente la necesidad de privar a dicha persona de su libertad” (pág. 399, párr. 124).

En el último año, la detención migratoria ha sido una problemática prioritaria para la CIDH y ocupa un lugar central dentro del informe, el cual da un panorama de los derechos humanos en la región de las Américas y emite recomendaciones a los gobiernos. Como parte de este enfoque, la CIDH resalta la importancia de las contribuciones de sociedad civil en la audiencia temática Detención Migratoria y Medidas Alternativas en las Américas donde la Coalición Internacional contra la Detención (IDC) junto con 162 organizaciones peticionarias puntualizaron “un aumento inquietante en la detención automática y generalizada en algunos países de la región; la naturaleza punitiva de este tipo de privación de la libertad; y la faltas de garantías de debido proceso y revisión judicial en casos que involucran la detención de migrantes” (pág. 397, párr. 119). En seguimiento a la audiencia, el IDC apoyó a la Comisión en su solicitud de información sobre la detención migratoria para la elaboración del presente Informe Anual, creando una oportunidad para que los Estados y sociedad civil proporcionaron ejemplos de las cuestiones más emblemáticas que reflejan patrones u obstáculos estructurales, así como buenas prácticas.

Así, el informe enfatiza la situación de familias en centros de detención en los Estados Unidos, especialmente la violación a los derechos del niño a solicitar y recibir asilo, además de los procesos de deportación expedita a los que están sujetos las personas migrantes y la falta de acceso a representación legal.

En cuanto a México y los países del Caribe, la Comisión externa preocupación por los casos de detención de personas migrantes, quienes por ser solicitantes de asilo o refugiadas son detenidas por periodos prolongados de tiempo o hasta indefinidamente. Estas situaciones son sumamente preocupantes dado que los estándares internacionales establecen que la detención nunca se debe implementar con personas en situación de vulnerabilidad, incluyendo a niños, niñas, adolescentes, solicitantes de asilo y refugiados.

Además, la CIDH marca un precedente relevante al solicitar que el Estado de las Bahamas implemente medidas necesarias para garantizar asistencia legal, atención especializada a niños, niñas y adolescentes no acompañados y acceso a organizaciones civiles y organismos internacionales a los centros de detención migratoria.

Para todos los Estados de la región de las Américas, la Comisión es clara en su declaración que,

“Los programas que subrayan las alternativas a la detención proveen una forma más equilibrada para que los Estados aseguren el cumplimiento de las leyes sobre inmigración” (CIDH, pág. 399, párr. 124)

 

Leer el Capítulo IV: Panorama de la situación de derechos humanos en el hemisferio

Leer el informe completo

Comunicado de prensa, CIDH presenta Informe Anual 2014

Estadísticas CIDH, información multimedia sobre las actividades de la Comisión

Fotografías de la audiencia temática sobre la detención migratoria y alternativas en las Américas, crédito Daniel Cima