Compartiendo estrategias locales para garantizar la libertad de los niños, niñas y adolescentes

 

En un ejercicio inédito, autoridades mexicanas locales de protección a la niñez, organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales se reunieron para compartir estrategias de atención a niñas, niños y adolescentes migrantes en México. Los objetivos de dicho encuentro fueron compartir mecanismos y prácticas positivas para garantizar el derecho a la libertad personal de los niños, niñas y adolescentes migrantes y la identificación de acciones y estrategias para garantizar la protección integral de sus derechos.

 

En el Intercambio, que se llevó a cabo el 29 y 30 de mayo de 2018, estuvieron representadas autoridades y organizaciones civiles miembros y aliados de IDC de 8 estados—Baja California, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Nuevo León, San Luis Potosí, Tabasco y Zacatecas—además de una representación de la Secretaria de Bienestar Social de Guatemala y del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

 

El procurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de San Luis Potosí compartió la experiencia del estado en gestión de casos que la Procuraduría y el Sistema Estatal desarrollan para garantizar la restitución de derechos mediante evaluaciones individualizadas de cada caso. Este trabajo lo realizan en coordinación con autoridades de salud, educación, migración y con el apoyo de sociedad civil. Entre las prácticas positivas que destacó el funcionario se encuentran reuniones regulares de coordinación entre instituciones y consulados, grupos de trabajo con sociedad civil y gobierno estatal, y el trabajo que realizan con niños, niñas y adolescentes en los lugares de detención conocidos como estaciones migratorias. También anunció la próxima apertura de un albergue de primera acogida para garantizar el derecho a la libertad personal de los niños, niñas y adolescentes migrantes.

 

La Jefa del Departamento de Niñez y adolescencia Migrante no Acompañada de la Secretaria de Bienestar Social de la Presidencia de la República de Guatemala compartió la experiencia de trabajo de la dependencia en la recepción y atención a niños, niñas y adolescentes migrantes retornados a Guatemala, para este propósito implementan un protocolo que fue elaborado de manera conjunta entre UNICEF y una organización de la sociedad civil.

 

Ambas autoridades reconocieron que el trabajo con sociedad civil es benéfico para su labor ya que permite no duplicar esfuerzos, maximizar recursos y fortalecer la capacidad de las autoridades mediante capacitaciones, así como garantizar el bienestar de la niñez que ellos atienden en sus demarcaciones. El trabajo con sociedad civil les ha permitido facilitar comunicación con los niños, niñas y adolescentes y sus familiares, conseguir reunificaciones familiares y facilitar el acceso a derechos como la educación y la salud.

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre las prácticas positivas que compartieron los participantes destacaron:

  • la atención de niños, niñas y adolescentes por grupos multidisciplinarios,
  • albergues especializados,
  • reuniones de coordinación regionales,
  • ventanillas comunitarias salvadoreñas donde no hay representación consular,
  • programas de familias de acogida,
  • coordinación de procuradurías con el Instituto Nacional de Migración,
  • modelo de atención conjunto entre una procuraduría municipal y una organización civil,
  • reuniones regulares con cónsules, entre otras.

Como retos identificados destacaron:

  • la necesidad de fortalecer el trabajo con el poder judicial en temas de determinación del interés superior de la niñez,
  • lograr más espacios de acogida para niños, niñas y adolescentes migrantes,
  • la celebración de convenios entre sociedad civil y autoridades que formalicen la coordinación,
  • mayor presupuesto al sistema de protección de niñas, niños y adolescentes, y
  • coordinación entre actores en México y Guatemala para mejorar el seguimiento a los casos de los NNA migrantes en países de origen, tránsito y destino.

 

Al final del Intercambio, los participantes acordaron diversas acciones que realizarán en los próximos meses para seguir fortaleciendo la atención a la niñez migrante, como desarrollar mecanismos de seguimiento a casos, identificar otros espacios de acogida, revisión de convenios, y preparar planes de transición para cambio de gobierno.

 

El Intercambio fue un espacio único donde organizaciones de la sociedad civil y autoridades pudieron compartir y fortalecer su trabajo en conjunto. El evento fue co-convocado por IDC, el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI), Sin Fronteras, Asylum Access México, la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), y Aldeas Infantiles SOS México, con el apoyo de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de San Luis Potosí.